19 poda invernal

Poda Invernal.

103 Flares Twitter 6 Facebook 97 LinkedIn 0 103 Flares ×

LOGO MINNIEl trabajo de poda no es un tema  menor en el mundo vitivinícola, ya que un adecuado  manejo de  esta tarea será el principio de un gran vino, si eso es lo que se busca.

La explicación de esta labor en forma completa sería muy extensa y con mucho tecnicismo, por lo que optamos por dar una breve noción sobre lo importante y decisiva que es, como el resto de los trabajos que se realizan durante el año en nuestros viñedos.

En nuestra región, la poda generalmente se realiza desde mediados de Mayo hasta finales de Agosto, la idea principal es esperar con los primeros fríos,  que baje la savia a raíces y troncos, que luego se despazará con los comienzos de la brotación a la parte aérea. Si esto no se respetara, la planta  podría debilitarse y así comprometer la brotación primaveral.

La poda es una labor cultural que el viticultor debe llevar a cabo, la cual consiste en eliminar partes vivas de la planta (sarmientos, brazos, partes del tronco, etc), con el fin de adecuar la planta a un sistema de conducción (espaldera o parral) dándole una adecuada fructificación.

La vid fructifica en los pámpanos de un año, generalmente nacidos sobre madera del año anterior. La poda limita el número y longitud de los sarmientos, con el objetivo de lograr un equilibrio vegetativo-productivo, pudiendo regular la cantidad como calidad de la producción.

19 poda invernal

Es importante aclarar, que no todas las variedades se podan de igual manera, depende del sistema de conducción elegido, de la renovación de sus partes (para evitar el envejecimiento), de la  selección de yemas fértiles y  de saber regular el número de brotes, para así también regular el número y tamaño de racimos como de sus hojas, las cuales son muy importantes para una adecuada actividad fotosintética.

El equilibrio debe ser el objetivo primario de estar actividad, para que el resultado sea mantener  el vigor de la planta como producciones adecuadas y uniformes en el tiempo; y así poder obtener año tras año similares características en nuestra uva y de esta manera garantizar que en vendimia la materia prima que ingresará a la bodega,  si las condiciones climáticas acompañan,  estará apta para la elaboración del producto final ideado.

Miguel Minni.

103 Flares Twitter 6 Facebook 97 LinkedIn 0 103 Flares ×