12 ELABORACION DE UN VINO RESERVA

Hoy vamos a catar un vino.

5 Flares Twitter 3 Facebook 2 LinkedIn 0 5 Flares ×

LOGO MINNI

Beber y degustar un vino son cosas muy diferentes, habrá pasos a seguir para poder determinar si el producto, es acorde a nuestro criterio de calidad, calificándolo organolépticamente, o sea, identificando colores, aromas y sabores.

 

El color del vino.

El correcto examen visual del vino se realiza sirviéndolo en una copa adecuada, de cristal transparente de forma ovoide o tulipán, aconsejamos la copa técnica de cata. El primer paso será observar la turbidez del mismo (muy importante para determinar la limpidez del proceso), seguido  inclinaremos la copa sobre un fondo blanco para observar la tonalidad e intensidad del color (se recomienda preferentemente que sea con luz natural). El color puede variar de acuerdo al tipo de vino que se trate.

Con el tiempo y la experiencia, podrán reconocer la diferencia de tonalidades según la variedad de uva,  por ej.: entre un Malbec – con color rojo rubí- de un Cabernet Sauvignon, que posee un color violáceo más oscuro y profundo. También, se aprenderá a reconocer la evolución de un vino, ya que no será el mismo color cuando haya envejecido, se diferenciarán tonalidades como marrón rojizo en los bordes, y en un vino blanco, se vuelven más dorados.

Los aromas del vino.

El segundo sentido que utilizaremos es el olfato. En este paso, el vino empieza a revelar sus características. Para poder apreciar mejor los distintos aromas, ya sean primarios o secundarios, se debe girar enérgicamente la copa, para que el vino se abra y pueda entregar así sus mejores secretos.

Luego, acercaremos  la nariz y prestaremos mucha atención (importante estar concentrados), para poder apreciar uno o todos los aromas que se desprenden, que pueden ir desde lo floral a lo más afrutado y darnos también características de su pasaje por barricas (chocolate, cuero, humo, vainilla, tabaco, etc).

12 ELABORACION DE UN VINO RESERVA

Primer contacto.

Ahora, viene el momento de determinar si todo lo anterior se condice con el pasaje por nuestra boca. Incorporaremos una pequeña cantidad y haremos un buche por toda la boca durante unos segundos. El primer contacto y muy importante será con nuestra lengua, determinaremos si la acidez  y la intensidad tánica son adecuados, ello nos ayudará a saber la edad de la bebida alcohólica, ya que los vinos jóvenes son generalmente más tánicos y ácidos. Lo ideal es encontrar un vino que dé una sensación aterciopelada y con taninos dulces en boca. También si el vino es ligero o de gran cuerpo.; y su grado  de persistencia final.

Se recomienda, si están catando varios vinos, escupir el contenido y no tragar, enjuagar la boca con agua y comer una galletita de agua entre ellos.

5 Flares Twitter 3 Facebook 2 LinkedIn 0 5 Flares ×