instrumento-vitivinicola-dinamizar-economias-regionales_CLAIMA20140527_0158_27

Argentina recupera la cultura del vino.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

icono minniTerruño (“terroir”, en francés) es un concepto que combina la búsqueda de las mejores parcelas, la historia del lugar y e idiosincrasia de su gente. Una herramienta para la identidad.

 Argentina empieza a valorar el terruño, algo que en otros tiempos se llamaba “marketing francés”. Un camino sin prisa pero sin pausa que al final nos permitirá construir una verdadera identidad vitivinícola.

Antes y ahora

El Viejo Mundo se puede considerar el big-bang del vino. Cuenta con la historia más antigua y documentada del cómo, cuándo y dónde se bebía. El terruño (terroir en francés) fue y es su leitmotiv. Esa búsqueda exhaustiva de la pequeña región en consonancia con la uva y los manejos del hombre, para dar un vino único.Un instrumento eficaz para construir la identidad vitivinícola, generar valor agregado y dinamizar economías regionales.

El Nuevo Mundo es todo aquello que tenga no más de 500 años, y si bien mucho de lo que hace ya es cosa juzgada en el anciano continente, no se le puede negar su aporte de aire fresco al escenario internacional. La libertad enológica, el espíritu aventurero y las excelentes condiciones climáticas de estos países les permitió trabajar y comunicar los atributos de las cepas sin fronteras.

Pero los tiempos cambian, las ideas se renuevan, la competencia es una realidad; y así los “Nuevos” se perfilan muy lentamente a la búsqueda de terruños, y los “Viejos” flexibilizan y actualizan sus reglas.

Identidad propia

Los países del Nuevo Mundo, intentaron primero y con razón, llegar a un estilo internacional para demostrar su buen nivel. Luego, superada esta primera etapa de más uniformidad que diferenciación, comienzan a desarrollar el gusto propio y local; ya que en todas partes es el vino diferente el que se destaca y triunfa.

No es cuestión entonces, de hacer el vino perfecto ni el mejor; se trata de hacer vinos diferentes, únicos, con identidad.

Terruño es un concepto que combina la búsqueda de las mejores parcelas en un entorno geográfico delimitado, considerando la historia del lugar, el trabajo y la idiosincrasia de los hombres. Es un instrumento eficaz para construir la identidad vitivinícola, para generar valor agregado y para dinamizar economías regionales vinculadas como turismo, hotelería y restauración, además de que contribuye a educar al consumidor.

Algunos nombres para apuntar

Muchas bodegas utilizan la expresión “single vineyard”, haciendo referencia a una finca o parcela donde nace su vino. Otros recurren a una indicación geográfica como Cafayate, Maipú o Tupungato; o microterruños como Agrelo, La Consulta o Gualtallary, y más que empiezan a sonar con más fuerza.

La diferenciación es un proceso, y la tipicidad el objetivo final. Beber vinos diferentes es el nuevo juego que nos hará mejores consumidores.

* Fernanda Orellano, autora de “La Vuelta al mundo en 80 copas”, de Editorial Albatros.

Fuente: www.clarin.com

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 0 Flares ×